<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=445993785860323&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La importancia del apoyo psicológico en los tratamientos de fertilidad

La imposibilidad de tener hijos de manera natural está generalmente asociada a un aumento del malestar psicológico. Un diagnóstico de infertilidad puede suponer un “shock” emocional acompañado de sentimientos negativos como la ansiedad, la frustración, la baja autoestima…

En todos los casos hay una condición que prevalece y es la incertidumbre y la falta de control, que pueden llegar a afectar considerablemente al estado de ánimo.

Esta carga emocional durante los tratamientos de fertilidad, añadida a las posibles dificultades económicas, es una de las principales causas por las que algunas parejas abandonan los tratamientos y renuncian a continuar luchando por su deseo de tener un hijo. Y es el motivo por el que quienes acompañamos a las parejas durante este proceso tenemos la obligación, no sólo de mejorar la accesibilidad económica a los tratamientos, sino de combatir la carga emocional.

A lo largo de la última década, el apoyo psicológico ha experimentado una demanda en constante crecimiento para informar, acompañar y proporcionar herramientas de manejo durante esta etapa de búsqueda del embarazo, siendo especialmente necesaria en aquellos casos en los que la única manera de conseguirlo es a través de la ovodonación, opción reproductiva en la que se renuncia a la carga genética. 

Apoyo emocional durante el tratamiento de fertilidad

No se trata de añadir presión sobre algo que difícilmente podemos controlar, como son las emociones, y menos cuando se trata de una reacción normal a una situación extraordinaria: someterse a técnicas de reproducción asistida. El objetivo del trabajo psicológico radica en ayudar a los pacientes a liberar esa presión de sentir que dichas emociones y miedos, normales en la mayoría de los casos, aumentarán el fracaso de los tratamientos, y trabajar en su lugar el manejo de estos, para minimizar todo lo posible el impacto emocional de dichos procesos.

Lidiar con la infertilidad es un camino solitario. En muchas ocasiones las pacientes renuncian a un factor de ayuda fundamental como es el apoyo familiar y social. La esterilidad es una condición íntima que en muchas ocasiones se queda únicamente en la pareja. Incluso en ocasiones, compartir la experiencia con familiares o amigos  puede resultar contraproducente si no se establecen unos límites sanos en el manejo del tema de la infertilidad en las conversaciones informales.

El deseo de ayudar por parte del entorno social y familiar puede añadir presión y dolor en las parejas en el proceso de tratamiento.

En Ginefiv, el equipo de psicólogos que compone nuestra Unidad de Psicología está a tu disposición para ayudarte en estos momentos difíciles y lograr aminorar la carga emocional inherente a los tratamientos . Además, hemos conseguido que todas las visitas de ayuda emocional estén incluidas en el tratamiento, evitando así un aumento en los costes que pudiera dificultar el acceso a dicho apoyo. Durante todo el proceso vamos a compañarte resolviendo todas tus dudas y miedos. Así, estamos seguros de que conseguiremos que el camino hacia la maternidad resulte mucho más fácil.


Categorías



Eventos

Cta para blog