<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=445993785860323&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Qué sucede después de la donación de óvulos?

La donación de óvulos es solo el primer paso hacia el posible embarazo de otra mujer que de otra forma no podría tener hijos.

Es un acto de máxima generosidad por parte de una mujer joven, sin problemas de fertilidad y que en ese momento no se plantea el embarazo, para ayudar a otra mujer a convertirse en mamá, aportando algo que ella produce de forma completamente natural: los óvulos de un ciclo menstrual.

Este punto hay que subrayarlo desde el principio, ya que cuando hablamos de donación de óvulos se puede pensar erróneamente que se extraen todos los óvulos de la donante. O, al menos, una cantidad importante de su reserva ovárica. Y no es así: simplemente se extraen los óvulos que, de no haber embarazo, se perderán en ese ciclo menstrual. Solo suponen una pequeña cantidad del total de óvulos contenidos en sus ovarios.

Si estás valorando la donación de óvulos, debes tener claro que:

  • No te resta posibilidades de quedarte embarazada en un futuro.
  • No adelanta la menopausia.
  • Tu próxima regla vendrá con total normalidad.
  • Otra mujer con problemas de fertilidad podría quedarse embarazada gracias a ti y ver realizado su sueño de tener hijos.

Tras la extracción, vitrificación de los óvulos

El esfuerzo y las molestias de la donante merecen que sus óvulos se procesen con la mayor diligencia y con las técnicas de conservación que garanticen la máxima supervivencia de esas células. En Ginefiv apostamos por la vitrificación.

Consiste en bajar la temperatura de los óvulos hasta -1960C a una velocidad casi instantánea: 23.000 grados por minuto. Al suceder de una forma tan rápida se evita la formación de cristales de hielo dentro del óvulo, un hecho que podría condicionar su viabilidad.

En otros procesos tradicionales de congelación ese descenso de temperatura es mucho más lento, entre -0,3 y los -2 0C cada hora.

Una vez vitrificados, los almacenamos en nuestros tanques de nitrógeno líquido a -196 0C, donde permanecerán perfectamente identificados hasta que una receptora los requiera para iniciar un proceso de fecundación in vitro con óvulos de donante. 

Conoce las diferencias entre congelación y vitrificación

¿Cómo será la mujer que reciba mis óvulos?

Aunque la ley determina que la donación es anónima, es normal preguntarse cómo será la mujer que reciba tus óvulos. La respuesta es sencilla: una mujer bastante parecida a ti. La única diferencia es que tiene problemas para quedarse embarazada:

  • Tiene más de 35 años y su reserva ovárica es escasa.
  • Ha sufrido alguna enfermedad o tratamiento médico que afecta a la capacidad de sus ovarios para producir óvulos de forma normal.
  • En un test genético previo se ha detectado que es portadora de alguna enfermedad de transmisión hereditaria y quiere evitarlo.

Buscar a la donante idónea para la futura mamá

En Ginefiv hacemos una ficha técnica exhaustiva con todas las características físicas de cada donante: edad, estatura, color de ojos y de cabello, fenotipo, textura del cabello…. Además, a través de los análisis de sangre aseguramos que el grupo sanguíneo de la donante sea compatible con el de la madre para evitar complicaciones en el embarazo.

Esos mismos análisis también permiten descartar cualquier posible enfermedad de transmisión genética. También se hacen fotografías a la donante para asegurar la idoneidad física con la receptora, aunque para preservar el anonimato ella nunca podrá verlas.

Todos estos datos sirven para encontrar a la donante de óvulos más adecuada para cada mujer receptora. Ginefiv dispone de uno de los mayores bancos de donantes de óvulos de España, lo que nos da la posibilidad de encontrar fácilmente donantes con características físicas, fenotipo y grupo sanguíneo compatibles con la receptora.

Este sistema de asignación de donante buscando la idoneidad se denomina RDRP (RightDonorfortheRightPatient). Tiene lugar siempre antes de iniciar el tratamiento.

¿Qué se busca?

  • Similitud física.
  • Compatibilidad con el grupo sanguíneo.
  • Compatibilidad genética. Para ello en Ginefiv analizamos genéticamente a todas las donantes. Esto nos permite realizar un Test de Compatibilidad Genética (TCG) que localice a una donante genéticamente compatible con la madre. De esta forma minimizamos el riesgo de transmisión de las enfermedades genéticas analizadas a los hijos.

 

¿Cómo me encontraré después de la donación?

La extracción de los óvulos es un proceso rápido e indoloro. Se realiza en quirófano, con sedación y no dura más de 15 minutos. Pese a ser sencillo, es posible que la donante se sienta aturdida o ligeramente indispuesta por efecto de la sedación. Por esta razón es recomendable que ese día vengas a la clínica acompañada.

La extracción de los óvulos que hayan madurado en ese ciclo menstrual no interfiere ni en ese ni en los sucesivos ciclos menstruales a lo largo de toda tu vida fértil. Ese mes tendrás la regla con total normalidad. Y así seguirá sucediendo hasta que decidas quedarte embarazada o llegues a la menopausia.

La donación de óvulos se realiza con mujeres jóvenes (lo ideal es que la donante no tenga más de 30 años), esto significa que aún te quedan muchos años y muchas menstruaciones completamente normales.

¿Quieres saber más sobre la donación de óvulos?


Categorías



Eventos

Cta para blog