<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=445993785860323&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Has decidido congelar óvulos? Exige todo esto en tu clínica

La congelación de los óvulos es la respuesta a dos decisiones muy importantes en la vida de una mujer. La primera es la de descartar la maternidad en el momento actual. La segunda, y no menos importante, preservar su fertilidad para no cerrar la puerta a ser madre en un futuro. 

Hay una tercera cuestión igualmente relevante y es en qué clínica confiar para la congelación de esos óvulos. Basta con echar un vistazo en Google para descubrir un enorme abanico de opciones. Pero no todas son iguales. Elegir la mejor opción no solo hará más fácil el proceso de estimulación ovárica y extracción, sino que también aportará las máximas garantías durante la congelación de tus óvulos, su descongelación y la posterior fecundación in vitro el día que los quieras utilizar. 

Ginefiv: 30 años de experiencia en fertilidad

Más de tres décadas a la vanguardia de los tratamientos contra la infertilidad avalan el trabajo de Ginefiv. Abrimos nuestra primera clínica en 1987 y hemos vivido en primera fila la enorme revolución de la medicina reproductiva. En estos más de 30 años hemos hecho posible que miles de mujeres vieran cumplido su sueño de ser madres. 

Entre nuestros mayores hitos destaca el nacimiento en Madrid en 1988 del primer bebé procedente de embriones congelados. Y otros éxitos nos llevan a 1996, con el nacimiento del primer bebé tras una fecundación in vitro con Microinyección Espermática (ICSI) o a 2007, con el primer bebé tras una fecundación in vitro con IMSI (Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides Seleccionados Morfológicamente). 

Los éxitos no son casuales. Desde nuestros primeros días, en Ginefiv nos hemos caracterizado por el rigor, la constante formación de nuestro personal y la incorporación de las técnicas de reproducción asistida más avanzadas en cada momento. Cada año destinamos los recursos necesarios para actualizar nuestras instalaciones e incorporar las tecnologías más punteras aplicadas a la medicina reproductiva, desde las pruebas diagnósticas a la gestión y transferencia de embriones.

Sin escatimar en pruebas diagnósticas

Ante todo, priorizamos la salud de la paciente y la seguridad en el desarrollo de los tratamientos, para lograr las máximas garantías en cada proceso. Sea cual sea el tratamiento, se realizan tantas pruebas diagnósticas y de control como sean precisas, sin escatimar medios. 

En el caso de la congelación de óvulos sabemos que a lo largo de la fase de estimulación ovárica serán necesarias ecografías muy frecuentes para monitorizar el crecimiento de los folículos, en cuyo interior se encuentran los posibles ovocitos. El criterio médico en cada caso también puede prescribir controles hormonales a través de análisis de sangre. Cuántas ecografías o análisis va a requerir cada paciente en concreto es un dato que se desconoce a priori, ya que por experiencia sabemos que la respuesta ovárica de cada mujer es individual. 

Todo en las mismas instalaciones y con amplio horario

Compaginar la estimulación ovárica con el trabajo o la vida familiar es más fácil de lo que pudiera parecer. La paciente debe administrarse la medicación siempre a la misma hora, preferentemente por la tarde-noche, por lo que las posibles interferencias con la vida laboral o personal serán mínimas. 

En cuanto a las consultas de control que son necesarias a lo largo del ciclo para realizar las ecografías y/o los análisis de sangre -unas 3 ó 4 a lo largo de toda la estimulación-, en Ginefiv facilitamos que la paciente acuda al centro en el horario que mejor encaje en su agenda y dentro de un amplio horario de apertura que incluye domingos y festivos. 

Además, en Ginefiv todas las consultas previas, las pruebas diagnósticas, la extracción y la congelación de los óvulos las realizamos en nuestras clínicas. Esta familiaridad con el lugar ayuda a reducir el estrés natural que produce el proceso y genera confianza en la paciente. 

Con toda la seguridad: vitrificación, tecnología puntera y sistema IVF

Cuando una mujer apuesta por la congelación de sus óvulos, hace una apuesta para preservar su fertilidad de cara al futuro. Nada puede fallar. Esto implica utilizar una técnica que minimice los posibles daños en los óvulos en el proceso de congelación y la garantía de identificación única de los óvulos en todo momento. 

  • Vitrificación. Coloquialmente hablamos de congelación de óvulos, pero el procedimiento en Ginefiv es la vitrificación. Es un tipo de congelación ultrarrápida a una velocidad de enfriamiento de 23.000 grados por minuto hasta los -1960 C. De esta forma se impide que se formen dentro de los óvulos cristales de hielo que podrían dañarlos irreversiblemente. Una vez descongelados, los óvulos vitrificados tendrán la misma fertilidad que el día que se decidieron preservar.

  • Tecnología de última generación. Tanto nuestras instalaciones, como los laboratorios y los tanques de nitrógeno donde se conservan los óvulos vitrificados cuentan con lo último en seguridad, como cabinas de flujo laminar (provistas de corrientes horizontales de aire continuo que impiden que cualquier eventual partícula en el aire entre en contacto con la muestra y la contamine), control de temperatura constante en los bancos de nitrógeno líquido o doble chequeo (en cada punto crítico del proceso hay dos personas para evitar errores y garantizar la trazabilidad en todo el proceso). 
  • Identificación segura en todo momento. Exige las máximas garantías de seguimiento e identificación en todo el proceso de extracción de óvulos, análisis, vitrificación, fecundación y transferencia embrionaria. En Ginefiv la seguridad e identificación de las muestras son prioritarias. Para ello contamos con el sistema IVF Patrol, un etiquetado electrónico y localización por radiofrecuencia que vincula a cada paciente de modo único con sus gametos.

Precios razonables

No trabajamos con ofertas pero tampoco con precios astronómicos. Nuestra política es ofrecer la máxima calidad para que puedas realizar tu sueño de ser madre a precios razonables. 

Ofrecemos presupuestos individualizados, damos facilidades de financiación y contamos con acuerdos con las principales aseguradoras.   

Si tienes claro que quieres congelar tus óvulos, no lo dejes pasar. Cuanto más joven sea la mujer, mejor calidad de los óvulos y mayores posibilidades de lograr un embarazo cuando llegue su momento. 


Categorías



Eventos

Cta para blog