<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=445993785860323&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Novedad: Prediagnóstico online gratuito y sin compromiso

¿Qué es la endometriosis y por qué afecta a mi fertilidad? ¿Hay solución?

La endometriosis es una patología crónica benigna que afecta a un 10% de las mujeres en edad fértil. Es debida a que el endometrio (la capa de mucosa que recubre el útero por dentro) crece en otras áreas diferentes de la zona pélvica, como los ovarios, las trompas de Falopio o incluso los intestinos, formando adherencias que pueden provocar fuertes dolores y que también pueden dificultar la función de las trompas, el desarrollo de los óvulos y la implantación de los embriones. Se calcula que entre un 30-40% de mujeres con endometriosis pueden tener dificultades para llegar a conseguir un embarazo de forma natural.

Aunque a día de hoy no se puede curar la endometriosis, tenemos opciones de tratamiento contra el dolor, así como para la infertilidad. 

¿Qué tratamiento está indicado en mi caso?

El tratamiento debe ser siempre individualizado y adaptado a cada paciente y dependerá del grado de endometriosis que tengas, que puede ser desde leve a grave en función de la afectación. Existen varias opciones:

  • La inseminación artificial:

    Optaremos por esta opción en el caso de que seas una mujer joven con  endometriosis leve, siempre que tengas las trompas permeables y que no hayas conseguido quedarte embarazada en un año. Este tratamiento consiste en depositar una muestra de semen en el interior del útero para incrementar las posibilidades de embarazo, por ello también es clave la calidad del semen, este se prepara en un laboratorio para seleccionar los espermatozoides con mayor capacidad fecundante. Los espermatozoides pueden ser de tu pareja o de nuestro banco de semen en caso necesario.

    La tasa de éxito de esta técnica es de un 57%. Si tras 3 o 4 intentos el óvulo no es fecundado, lo más recomendable es que se consideren otras técnicas como la Fecundación In Vitro (FIV).
  • La ovodonación:

    Este tratamiento de reproducción asistida se practica en el caso de que no puedas quedarte embarazada con tus propios óvulos debido a diferentes causas: reserva ovárica baja, edad ovocitaria mayor de 40-42 años, endometriosis severa con mala tolerancia a la estimulación y que no haya resultado la FIV.

    Consiste en la realización de una FIV, con la diferencia de que no se utilizan tus óvulos sino los de una donante anónima.

Las mujeres diagnosticadas de endometriosis van a tener dificultad para ser madres de forma natural. A pesar de ello, en función del grado de endometriosis y de la edad de la paciente, las diferentes técnicas de reproducción asistida pueden ser la solución para buscar el embarazo deseado. Es necesario estudiar cada caso individual de forma personalizada para tomar las mejores decisiones que proporcionen un beneficio para estas pacientes.

Pide cita

 

Suscribete a nuestra newsletter

Nueva llamada a la acción