<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=445993785860323&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Cómo saber cuál es mi nivel de fertilidad?

 

¿Conoces tu grado de fertilidad? Aunque la salud reproductiva también forma parte de los cuidados de la salud y hábitos saludables, que están tan extendidos,  pocas mujeres conocen su nivel de fertilidad  y solo se convierte en un tema importante cuando se decide formar una familia. Saber con antelación tu fertilidad, conocer cuál es tu reserva ovárica, puede evitarte problemas o buscar las mejores soluciones a tiempo para poder preservar tu fertilidad.

¿Qué es la fertilidad femenina?

La fertilidad es la capacidad para reproducirse o procrear. El nivel de fertilidad de la mujer es máximo durante la década de los 20 años, después, a partir de los 30 años, se va reduciendo, siendo el punto más bajo avanzados los 40 años.

Los factores más determinantes que influyen en la fertilidad de la mujer son:

  • La edad 

  • Poder  mantener relaciones sexuales 

  • Una función ovárica óptima

  • Llevar a cabo un embarazo con éxito

Conocer estos factores, te ofrece la posibilidad de elegir cuándo quieres ser mamá o preservar la fertilidad, mediante la vitrificación de tus óvulos, para retrasar el momento de ser madre. Además, puedes saber con antelación si, en tu caso, es posible un embarazo natural o si debes recurrir a técnicas médicas.

¿Por qué es importante conocer tu fertilidad?

El 93% de las mujeres nunca se ha realizado un estudio para conocer su reserva ovárica y, por tanto, no tiene un conocimiento real de su capacidad reproductiva; tampoco  sabe si tiene alguna anomalía que afecte a su fertilidad y así es difícil saber si es conveniente postergar la maternidad o preservar la fertilidad.

Además de conocer la reserva ovárica, es importante mantener la calidad de dichos óvulos siguiendo una dieta equilibrada y saludable, practicando deporte y evitando el consumo de sustancias nocivas.

¿Cómo puedo conocer mi nivel de fertilidad?

Para comprobar tu capacidad reproductiva es necesario que acudas a una clínica de reproducción asistida para que te realicen un estudio de fertilidad

Este estudio puede ser diferente dependiendo de tu momento:

Si aún no quieres quedarte embarazada:

En primer lugar, se comenzará con: 

  • Una revisión ginecológica para valorar el estado de los ovarios y del útero. Puede incluir un examen físico, con un examen de pelvis o ecografía de pelvis.

  • Una ecografía para comprobar el momento del ciclo en que te encuentras. En la Ecografía se realiza un recuento de folículos antrales  y se descartan anomalías uterinas u otras patologías (miomas, pólipos, quistes, malformaciones) que puedan dificultar un embarazo.

  • Una citología y análisis de sangre para evaluar tu estado de salud general y ginecológica.

  • Una analítica hormonal, para ver los niveles de la hormona foliculoestimulante (FSH) y de la hormona antimulleriana (AMH), que ofrece información sobre la cantidad y calidad de los óvulos y el número de folículos que hay en los ovarios, lo que indica el número de óvulos disponibles  y, por tanto, revela tu capacidad reproductiva.


Si llevas más de un año intentando el embarazo sin éxito

En este caso además de lo anterior, podrías necesitar un estudio de esterilidad completo que incluya: 

  • Analítica hormonal completa donde se determinarán los valores de las hormonas FSH, LH, estradiol, AMH, prolactina y progesterona.

    • Histerosalpingografía para comprobar que  las trompas de Falopio no estén obstruidas. 

    • Cariotipo para valorar si existen alteraciones genéticas como causa de esterilidad.

    • Ecografía para estudiar mejor los órganos reproductivos femeninos, incluidos el útero y los ovarios.

  • Histeroscopia para examinar el interior del útero

  • Biopsia endometrial es la extracción de una pequeña muestra del endometrio (tejido que recubre el interior del útero) para examinarlo.

 

¿Hay algún test de fertilidad que me pueda hacer en casa?

Realmente no. Las pruebas de fertilidad requieren de un centro médico especializado. Sólo hay una prueba que puedes hacer en casa, se trata de un test de ovulación de venta en farmacia. Este test es muy sencillo, como un test de embarazo, y mide el nivel de la hormona LH en la orina, que se incrementa cuando va a producirse la ovulación. Solo te servirá de ayuda si quieres quedarte embarazada, para conocer tus días fértiles.

¿Puedo aumentar mi fertilidad?

Algunos estudios han demostrado que llevar una vida sana y unos buenos hábitos pueden mejorar tu capacidad reproductiva. Factores como la dieta, el índice de masa corporal, la vida sedentaria, el consumo de café, tabaco, alcohol y otras sustancias, pueden alterar tu fertilidad.

En los casos de problemas de fertilidad, la mejor opción es acudir a los tratamientos de reproducción asistida, que te van a ofrecer las máximas posibilidades de éxito

¿Si preservo la fertilidad seré menos fértil?

Preservar la fertilidad no afecta a la fertilidad. Hoy día es posible y esta técnica, además ofrece muchas ventajas, ya que va a permitirte mantener tu fertilidad más tiempo. Como ya hemos comentado, con la edad la reserva ovárica disminuye, pero al congelar tus óvulos “detienes el tiempo” y puedes postergar tu maternidad. Podrás tener una gestación por técnicas de reproducción asistida, si has preservado tu fertilidad previamente, aunque tu reserva ovárica esté ya afectada. Debido a esto, recomendamos preservar la fertilidad en tu mejor momento, cuando eres joven.

 

Pide cita



Categorías



Eventos

Cta para blog